La Fundación Araguaney-Puente de Culturas acogerá una exposición de pintura y escultura del artista Rudy Daini a partir de mañana martes, día 14, en su galería de arte (calle Alfredo Brañas, 5). Bajo el título “(Retrospectiva) Rudy Daini. Últimos 20 años”, el artista de origen venezolano mostrará más de veinte obras en este espacio expositivo del Araguaney hasta el día 3 de mayo.

En esta retrospectiva, Rudy Daini ofrece “en un solo instante y en un solo espacio” los diferentes recorridos de su trabajo durante las últimas dos décadas.  Cuelga en las paredes colores que transcienden las telas y los objetos que representan, trata temas atemporales que invitan a la reflexión, y a través de curiosos detalles hiperrealistas coloca al público ante la presencia de aparentes dicotomías como, por ejemplo, el tiempo y la permanencia, la eternidad y la muerte, lo frágil y lo concreto, la realidad y la fantasía o lo prohibido y la libertad. Rudy Daini retrata un mundo solitario y dual que obliga al espectador a pasearse por distintas posturas mientras contempla su obra. “Mi obra es una trayectoria de investigación y de búsqueda incesante que raya de alguna manera con una insatisfacción permanente” –indica–.

Entre sus pinturas recientes destacan obras enmarcadas en la serie Negra. Son trabajos realizados sobre cartulina negra adherida a un soporte de madera. Los temas tratados en cada cuadro aparecen como si fueran el resultado de un collage, con diferentes áreas pintadas con distintos materiales, como óleo, acrílico, pastel o lápices de colores que colocan al espectador delante de una obra con distintos planos existenciales.

Otra de las series de pintura recibe el nombre de Miradas. Daini busca, sobre lino crudo, resaltar el contenido emocional de las miradas y las coloca sobre figuras de trazados sencillos y rústicos. En la exposición también podrán contemplarse cuadros  de las series de Cuerdas, Naturaleza Muerta y Tela.

Y en su obra escultórica reciente destaca la figura del “Caminante”, que estará presente en la muestra. Se trata de un estudio en yeso, de dos metros de altura, que surge como el inicio de un proyecto de varias figuras en bronce sobre el Camino de Santiago en el que empezó a trabajar el artista hace algún tiempo. “El reto de esta obra fue llevar a la dimensión tridimensional el personaje que he dibujado en muchas de mis caricaturas y animaciones y que cariñosamente llamo Uno, porque para mí representa a cada uno de nosotros” –explica.

Artista desde la niñez

Rudy Daini es un artista de origen italiano, nacido en Caracas (Venezuela) en 1951. Ha heredado la vena artística de su padre, el escultor de importantes obras monumentales y de pequeño formato Hugo Daini. En el atelier y taller de fundición de su padre, Rudy pudo vivir y desarrollarse en el mundo del arte desde muy temprana edad. Su padre le enseña a dibujar, modelar el barro y el trabajo de la fundición en bronce. Un amigo y vecino de la familia, el pintor español Lucio Rivas, se encarga de introducirlo en el oficio de la pintura.

En 1969 participa en su primera exposición colectiva de esculturas en bronce de pequeño formato. En 1970 tiene la ocasión de incursionar en el mundo de la escenografía en el Caracas Theater Club de Caracas. En 1972, lo hace en una muestra colectiva de pintura. En 1971 inicia sus estudios de Arquitectura y en 1974 pasa a estudiar la carrera de Psicología. Realiza también en 1975 algunos trabajos en orfebrería y publica su primer libro de caricaturas “¿Dónde estás tú?”. Su segunda publicación, “Rejas”, llega en 1981 cuando deja de trabajar para el Ministerio de Justicia de Venezuela en el área penitenciaria. El tercer libro, “El corazón roto”, aparece en 1987. En 1990 le encargan la restauración de las esculturas y fuentes del Paseo de los Próceres realizadas por el padre en 1957. En 1996 elabora por encargo el busto en bronce de Giuseppe Garibaldi. En 1995 y 1999 participa en el Ankara International Cartoon Festival, Turquía. En esta última fecha, colabora como caricaturista para la revista de la empresa TOTAL. En New York, en 1998, tiene su primera muestra colectiva de pinturas. Le siguen las de 2001, 2002, 2003 en Caracas, Venezuela, y en el 2008 en A Coruña. Ya en tierras compostelanas, donde establece su residencia, realiza dos exposiciones individuales como marca de una nueva etapa creativa.

Además, Rudy Daini participa en diferentes ferias de arte internacionales en Estados Unidos y en Europa entre 1999 y 2001. Y entre los años 2003 y 2006 realiza una serie de videos institucionales y de corte cultural como “Frida Kahlo - Una visión – 55 artistas”.

















El Hotel Eurostars Araguaney de Santiago ha nombrado nuevo director del establecimiento a Ángel González que coordinará su promoción y actividades. Con una trayectoria dilatada y experiencia al mando de la dirección de hoteles como el Congreso o El Gran Hotel, Ángel González desembarca en el Araguaney con la intención de seguir trabajando en la misma línea de los últimos años con el objetivo de elevar el crecimiento del hotel y su área de restauración representada por el restaurante Caney.

 

Ángel González, emocionado y orgulloso por su llegada al Araguaney, describe el hotel como un producto “difícil de encontrar en una ciudad”, muy bien situado en el centro del Ensanche compostelano y avalado por sus cinco estrellas. “El Hotel Araguaney es un producto exclusivo de Santiago, junto con el parador de los Reis Católicos” –manifiesta–.

 

Entre sus metas, destaca la intención de aumentar de número de personas que escogen el hotel para la celebración de eventos de empresa y familiares en sus amplios y cómodos salones. Ángel González apuesta firmemente por respaldar el ya afamado restaurante  Caney, que actualmente tiene al mando de sus fogones al chef Siro González. “El Caney es un restaurante de calle, que sirve excelentes platos para disfrutar de la mejor gastronomía tradicional gallega y de otras culturas, y con un menú económico para las comidas diarias” –indica–. Además, el nuevo director no se olvida de otros servicios que el hotel pone a disposición de sus clientes, como son la terraza de verano-piscina, parking privado, y también gimnasio y sauna.

 

Un hotel enamorado del arte


En el año del treinta aniversario del Hotel Araguaney, Ángel González llega a la dirección asombrado por la pasión por el arte que se puede apreciar en todos los rincones del establecimiento. “En los pasillos y habitaciones cuelgan obras de artistas como Quintana Martelo, Antón Patiño o Felipe Criado” –apunta–. Gracias a este rasgo artístico, el nuevo director  recuerda que los clientes podrán también visitar la Galería de Arte del hotel donde se exponen continuamente muestras de pintura y escultura de artistas gallegos y de otras nacionalidades.





















Pág. 17 de 17